Design Thinking: el arte de aumentar el éxito y reducir el riesgo en los proyectos de innovación.

By Design Thiknking Institute 3 años ago

Desde la perspectiva del Design Thinking todo se origina a partir entender las necesidades del cliente – transformar sus pensamientos en prototipos lo más cercanos a su idea -, y para eso debemos de pensar en 3 dimensiones del diseño:

  1. Estética
  2. Funcional
  3. Estratégico

 

design-thinking-reducir-riesgoUn buen diseño debe de contar con un buen equilibrio entre ellas, focalizando los aspectos humanos como la deseabilidad, los aspectos tecnológicos (factibilidad); los aspectos del negocio (viabilidad); todo ello usando el proceso colaborativo, además de involucrar las lluvias de ideas y extensas sesiones de ideación y creatividad que deben de interactuar entre si.

Si bien Design Thinking no es una receta; si es una poderosa guía para hacer que las cosas sucedan hasta en un 100% de confiabilidad; se requiere un constante preguntar, experimentar, buscar, ser curiosos y atreverse.

Un buen proceso de Design Thinking se caracteriza por la ausencia de juicio a las ideas, un constante preguntar y preguntarse; permitir a la mente expandir sus fronteras y mucho más.

Ver lo que todos ven; pero descubrir aquello que esta ahí pero que los demás no ven.

Usar frases poderosas como el “Y si …” porque si dejamos que sucedan las ideas entonces podemos empezar a crear.

También implica no detenerse a cuestionar y detener el juicio critico, tanto a mis ideas como a las ideas de otros.

Las tres constantes en un proceso de ideación son:

  1. No juzgo mis ideas o las ideas de otros.
  2. No critico mis pensamientos y los de otros
  3. No aconsejo a nadie de cómo debe de ver, hacer o entender su idea o la de los demás.

Las ideas de los otros también son “Ideas geniales”.

[blockquote text=”Podré no estar de acuerdo con las ideas de otros; pero no tengo derecho a destruirlas.” text_color=”” width=”” line_height=”undefined” background_color=”” border_color=”” show_quote_icon=”no” quote_icon_color=””]

Design Thinking tiene un componente empático muy poderoso desde la perspectiva de poder imaginar un mundo desde distintas perspectivas. Un proceso de pensamiento integrador para poder identificar las características más relevantes y sobresaliente de un problema y dar sentido en base a razonamientos.

Debe de contener un tanto de optimismo para librar “the worse scenary” y sin importar las dificultades que se presenten ante la resolución de un problema, mantener la convicción de una posible solución.

Usa la experimentación para continuamente plantear y replantear de forma cada vez más creativa la búsqueda a las soluciones totalmente nuevas.

Requiere de un alto grado de colaboración entre iguales, es decir, se acabaron los equipos donde había una asignación estricta de roles, y un líder quien dirigía todo el proceso y en quien al final recaía toda la responsabilidad.

Hoy estamos ante un grupo radical colaborativo auto dirigido, empático y cordial que permite desarrollar las máximas habilidades de cada compañero.

¿Qué utiliza el Design Thinking?

design-thinkingLa Inspiración que nace de un problema, un nuevo servicio, un nuevo producto, un nuevo procesos o la modificación en búsqueda de soluciones.

Un proceso profundo de ideación; donde probar y experimentar sin miedo en un lugar seguro y sin riesgos.

Un proceso de implementación que permita hacer un camino que conecte a todos y cada uno de los procesos que se requieren para ver nacer nuestro producto o servicio desde la prototipación sin siquiera habérnos arriesgado ante nuestro consumidores finales.

Design Thinking está modelado por las emociones y anclado en las necesidades de nuestros clientes. Nos permite competir y establecer ventajas comerciales (estratégicas y de planeación de la producción), ya que al entender lo que necesitan nuestros clientes nos posiciona de manera contundente y nos permite llegar primero al mercado con productos y servicios y a la medida de sus requerimientos.

Solo a la espera de escuchar de nuestros clientes:

  • ¡WAO!
  • ¡AHA!
  • ¡EUREKA!

y causar en ellos una experiencia única, irrepetible e imborrable.

Design Thinking, al final abarca desde la Innovación en la Metodología, la Innovación Funcional y la Innovación Emocional para así llegar a la Innovación Integral.

Category:
  Design Thinking
this post was shared 0 times
 200